Comedor Comunitario Infantil

Al inicio de 2018 se abrió en Caras Alegres nuestro comedor comunitario infantil, donde atendemos a 50 niños y niñas entre las edades de 5-14 años de la comunidad de Las Rosas. Ellos reciben un almuerzo nutritivo 4 veces por semana, de lunes hasta jueves. Hemos desarrollado este proyecto para responder al gran problema de malnutrición entre los niños y las niñas que participan en nuestros programas. Una evaluación realizada en 2016 mostró que alrededor de 80% de los niños y niñas que atendemos muestran signos de enlentecimiento; esto significa que tienen una estatura por debajo del promedio para su edad. Un almuerzo típico en el comedor puede ser arroz con pollo y vegetales, y un refresco de fruta. Nos emociona mucho poder ofrecer un buen almuerzo a estos niños y niñas, y nos encanta ver los impactos positivos del comedor.

 

A parte de los niños y niñas, otros miembros de la comunidad también reciben un beneficio indirecto de este proyecto. Por ejemplo, contratamos a dos cocineras que son mujeres de la comunidad que ambas tienen niños y niñas en nuestros programas. También, contribuimos a la economía local porque compramos la carne, las tortillas y la fruta de empresas pequeñas de la comunidad, y nuestros vegetales al mercado más grande de Xela.

 

Nuestra meta es ayudar a los padres y madres de familia  a cubrir  gastos mensuales de sus familias. Sin embargo, no queremos negar sus derechos y responsabilidades parentales. Por lo tanto, los padres y madres de familia pagan una cantidad simbólica por mes para cubrir una parte de los costos del comedor, pero esta cantidad no sería suficiente para cubrir los costos diarios del comedor. Por esa razón, tenemos la oportunidad de apadrinar a un niño o una niña en este proyecto. Una contribución mensual de USD25 tendrá un gran efecto positivo sobre el bienestar y desarrollo personal de un niño o niña. La mayoría de la contribución nos ayudará a comprar vegetales, frutas y carne frescos cada semana.

Si puedes apoyarnos en este proyecto,  Haga clic acá!

Este proyecto ha sido posible gracias al apoyo del Harbourton Foundation.